miércoles, 24 de enero de 2018

Oliver + Cristina

Después de un tiempo desaparecidos del blog volvemos a la carga para mostraros las bodas de la temporada pasada que teníamos pendientes de publicar.

Le toca el turno a una boda a la que tuvimos la suerte de asistir porque nos lo pasamos genial, disfrutamos como unos invitados más ya que toda la familia nos trataron como tal. 
Y es que fue una boda de las que nos gustan, de reír, llorar y bailar!!
Empezamos en casa de Oli con un susto que pensábamos que la camisa se había quedado en La Parrilla, pasando por las risas en casa de Cris con el momento pañuelo, seguimos con las lágrimas de la emotiva ceremonia y El Principito, el selfie del cura al finalizar a toda la boda, el paseo fotográfico tan agradable y el banquete y baile que fue un no parar de sorpresas y bailoteos. 

La definiría como una boda perfecta en la que todos disfrutamos y de la que a los novios les ha quedado un recuerdo especial para toda la vida.

Poco más que decir... que vais a ser super felices y mil gracias por habernos permitido dejar esa huella de ese día para siempre!!